Mooch admite haber puesto a la Casa Blanca antes del matrimonio.

Mooch admite haber puesto a la Casa Blanca antes del matrimonio.

En su próximo libro 'Trump, el presidente de cuello azul', Anthony Scaramucci detalla cómo se perdió el nacimiento de su hijo el año pasado mientras estuvo al lado del presidente como el director de comunicaciones de corta duración de la Casa Blanca.

'Estuve con el presidente en West Virginia en un Jamboree Boy Scout cuando nuestro hijo, James, nació tres semanas antes en Nueva York', escribe el fundador de SkyBridge Capital que pasó 10 días dramáticos en la administración.



La segunda esposa del Mooch, Deidre Scaramucci, había solicitado el divorcio mientras estaba embarazada de ocho meses.

Él recuerda en el libro del 23 de octubre del momento difícil: 'Deidre y yo estábamos peleando todo el tiempo. Mi esposa creía que había puesto mi trabajo en la Casa Blanca antes que ella y nuestro primer hijo, Nicholas. Supongo que sí. Me involucré en política porque ... esperaba poder algún día estar en condiciones de influir en la política. Me encontré en esa posición más rápido de lo que podría haber imaginado, al lado del Presidente de los Estados Unidos. Cuando estás en medio de un sueño, es difícil ver algo o alguien más, incluso aquellos que más te importan '.



Sherri Shepherd 2015

En el libro admite: 'Me responsabilizo de mis acciones, me equivoqué'.

Pero también critica a los medios de comunicación, incluida Page Six, por informar sobre su vida personal, opinando que 'no le dio a los medios el derecho de publicitar mis problemas personales para hacer clickbait o vender periódicos'.

La pareja se reconcilió y Scaramucci dijo públicamente esta semana en el estreno de un nuevo documento sobre sí mismo, 'Mooch', 'Deidre, te amo ... Reparamos nuestra relación. ¡Gracias por quedarte conmigo!

En su próximo tomo, el padre de cinco hijos también reflexiona sobre el equilibrio entre el negocio y la familia: `` Pagué por mi éxito con las horas que le robaron a mi familia, los momentos perdidos y los recuerdos que enterré para dejar espacio a las cosas que creía que eran más importantes pero no lo fueron '.

Al contar un viaje emotivo y orgulloso para visitar a su hijo adulto AJ, escribe: 'Pregúntale a cualquier padre, cuando miras a los ojos de tu hijo adulto, la mayoría de las veces un niño de seis años te mira'.

Artículos De Interés