Antes de Meghan Markle, cómo las esposas reales fueron ridiculizadas en la prensa

Kate Middleton y Sarah Ferguson han soportado una buena cantidad de críticas.