Taylor Hill lloró cuando se vio obligada a blanquear sus cejas para un desfile de modas

Antes de que el legendario maquillador Pat McGrath la sacara de allí.